La alfabetización tecnológica comienza sin tecnología

Mochilas Wayuu
<La tecnología no implica necesariamente dispositivos electrónicos o software, una "pinche" (nótese el uso de comillas) mochila es tecnología de avanzada>

Aunque puede parecer gracioso, la alfabetización tecnológica con lo último que tiene que ver es con tecnología.

Es peligroso confundir un proceso de alfabetización tecnológica con un proceso de entrenamiento tecnológico. Si bien el segundo se puede integrar al primero, lo que realmente se debe buscar es el desarrollo interno del ser humano, su capacidad para aprender, desaprender, vencer el temor a lo complejo, lo desconocido, su capacidad para reaccionar resolviendo problemas con las herramientas que su entorno le ofrece.

Si en un programa educativo se integra de una manera rigida un proceso de entrenamiento tecnológico, es posible que cuando dicho programa cumpla su ciclo normal, los participantes se encuentren totalmente desactualizados, así su certificado educativo diga lo contrario.

Un proceso de esta naturaleza lo que busca es conducir a los usuarios, desde un estado de consumidores pasivos, a otro en el que vean a la tecnología como una herramienta para potenciar cada una de sus capacidades individuales, estando concientes del poder y la responsabilidad que dichas herramientas les otorgan, y del impacto que pueden tener al interior de sus comunidades.

Tecnología no sólo es aquello que incluye dispositivos electrónicos, o software. Una cuchara es tecnología, un fosforo, una ruana. Si un niño tiene la experiencia de tejer su ropa, cultivar o criar su alimento, crear su propia música, su propio arte, es muy posible que en algún momento se sienta capaz de construir un cohete o de aprender a usar un paquete de software que nunca habia visto.


El nucleo central de discusión se ha soportado en {http://www.allianceforchildhood.net/projects/spanish_pdf_files/spanish_fg4.pdf}

La utilización de nuestra expresión despectiva -pinche- para referirse a la mochila, intenta resaltar el complejo de inferioridad que como “nación” tenemos totalmente incrustado en nuestro cerebro, no valoramos nuestra cultura hasta cuando después de extinta la vemos en un museo, o cuando aparece un extranjero “dizke culto” para decirnos que es maravillosa…¿cuantas veces asociamos elementos valiosos que nos podrían identificar como nación, a características por la que debemos avergonzarnos? y  adoptamos con orgullo la intoxicación de la cultura chatarra que nos inyectan por los poros… un ejemplo en ese mismo “sentido”…  para mi sigue siendo tecnológicamente más avanzada la envoltura de plátano de un tamal, que un empaque tetrapack, la hoja del tamal de principio a fin es mucho más maravillosa, culturalmente, ecológicamente, gastronómicamente…  pero a pocos se les ocurriría incluirlo en una “cena de gala” del parque de la 93 en Bogotá, a menos que le pongamos el nombre en francés.. ya lo dijo alguien -la morcilla en ingles les sabe más rico y se les cobra más caro…

La película del demonio, el martir y la utopía

La libertad es una palabra poderosa, abre puertas, enamora conciencias y corazones. Pero tambien es bien prostituible, y altamente rentable, más aún si apareces en una película donde eres el martir, que lucha contra un demonio
para salvar al mundo de la caries…

El software libre no debe convertirse en religión, a mi no me interesa si el señor Stallman no puede ver ni en pintura el logo de windows, y tampoco voy a excomulgar a mi vecino por usar windows, ya se interesará cuando vea
el cubo 3D de beryl en mi portatil y lo compare con su máquina de última generación congelada por Vista, los virus, los antivirus, el antispyware y demás detalles que hacen parte del estandar.

El software libre es una herramienta, y como tal debe ser entendido. Es como un pincel, y de la calidad del artista depende si obtenemos un graffiti obsceno en un baño público, o una obra de arte que supere a los pinceles de Redmond,
que acaricie cariñosamente mis bolsillos y deje de exportar tanto dinero por la compra de calcomanias.

Ahora, este nicho tiende a evolucionar hacia los negocios basados en conocimiento, y se esta alejando de la venta de seriales, desde luego que en nuestros paises ese proceso tal vez se evidencie en unos años, aunque existe la esperanza que no se demore tanto, gracias a Internet la Tierra sigue
siendo redonda pero el mundo es cada vez más plano.

Si vamos a jugar a la libertad, que nuestra utopía este conectada con la realidad, que los martires desaparezcan y que nuestro trabajo redunde en dinamísmo económico, y desarrollo social, en vez de una cacería de brujas y demonios.

Aunque es bueno decir que la película, es una excelente estrategía, y bien utilizada puede dar frutos interesantes.

¿Quieres dinero?, no lo busques… busca a la gente

Si se desea que un proyecto de Software Libre prospere, es conveniente

  • que satisfaga realmente una necesidad palpable de una comunidad
  • que sea atractivo para entidades gubernamentales
  • que sea atractivo para grandes corporaciones
  • que sea incómodo para grandes corporaciones
  • que la comunidad afectada sea grande en tamaño o en recursos

Si la comunidad objetivo del proyecto tiene un tamaño significativo, es natural que aparezcan solicitudes de bienes o servicios por los que se podrá cobrar. La búsqueda de recursos de financiación tambien puede facilitarse, porque es posible que se vinculen organismos interesados en el nuevo mercado que ofrece la comunidad.

Comprendiendo el software libre

¿Por qué compartir lo que sabemos cuando nos podemos beneficiar de la ignorancia?

De la misma manera en que usas las matemáticas, la física, o el conocimiento jurídico de tu comunidad, puedes también usar software libre. Puedes copiarlo, distribuirlo, estudiarlo, cambiarlo y hasta mejorarlo, sin tener que depender obligatoriamente de alguna entidad privada, o sin tener que convertirte por ello en delincuente.

¿Cómo puede tener sentido que otros compartan el trabajo que tanto les ha costado alcanzar? para responder esa pregunta es necesario ver la tecnología no tanto como un secreto comercial, sino más bien como patrimonio social. Debe ser pensada como un bien común, que para nada va en contra del merito particular, o la propiedad intelectual, y que dentro de sus principios no se opone nunca, a la libertad del beneficio personal, ya sea este económico, intelectual o artístico.

Un proyecto de Software Libre es similar en su desarrollo, a un proyecto de infraestructura pública. De la misma manera en que se construyen caminos, bibliotecas, u hospitales, que en teoría le pertenecen a [email protected], y están al servicio de un pueblo nación o comunidad, para ser usados libremente, así también es necesario y conveniente, llevar a cabo proyectos de Software Libre, porque aumentan el dinamismo económico de la comunidad beneficiada.

El hecho de que usted pueda utilizar estos bienes públicos, aparentemente sin costo alguno, no implica que carezcan de valor. Tampoco lo exime de ciertas responsabilidades, como su utilización adecuada, el cumplimiento de algunos impuestos o el pago de servicios. Esa gratuidad es más bien un síntoma de riqueza de la sociedad.

Manifiesto cultural

Nemqueteba es un personaje mitológico civilizador del pueblo muisca en Colombia.

El mito es adecuado para la construcción de una forma de pensamiento, que puede servir de herramienta para generar desarrollo social desde la perspectiva de una cultura autónoma.

Es necesario sembrar cultura para cosechar bienestar social, que es otra forma de hablar de paz.

Un ser humano culto:

  1. Es capaz de generar sus propias soluciones a sus propios problemas, sin depender del gobierno, las religiones o grupos de seres iluminados…
  2. No se deja lavar el cerebro tan fácilmente por publicidad, política o ideologías domesticantes, por lo tanto es muy posible que no lo veamos: idiotizado por el consumismo, alimentando maquinarias políticas incestuosas, matando o suicidándose por banderas fanáticas sin futuro.
  3. Es un ser libre que no come cuento.

Para el verdadero desarrollo de nuestras sociedades se propone la cultura, como alternativa a las revoluciones convencionales armadas, a las políticas de gobierno engañosas y a la filosofías de mercado totalitaristas.

Nemqueteba no necesita del socialismo, comunismo, neoliberalismo o demás ismos misceláneos, ya sean de izquierda o derecha.

Nemqueteba se aburre del mercado abrazador que mide en términos monetarios la hermosa complejidad del universo, y se burla de la estupidez recetada, que día a día intenta domesticarnos.

Nemqueteba busca que sumercé* sea capaz de pensar por si mismo… que tus ideas te pertenezcan

[*] “sumercé”, “Bochica”, “Nemqueteba”, son marcas registradas de…