¿A cómo me lo deja? …la suma de pequeñas cosas

¿Alguna vez te has preguntado de dónde provienen los alimentos que llegan a tu mesa?

Puede resultar una pregunta poco relevante para algunos o muy relevante para otros, lo cierto es que la gran mayoría de las veces eso no es importante, lo realmente importante es tenerlos. De dónde se originan estos alimentos, quién los cultivo, cómo llegaron a la ciudad y por cuántas manos pasaron antes de tenerlos en tu mesa son cuestionamientos que, no nos engañemos, pocas veces o nunca nos hacemos.

¿Qué pasaría si hiciéramos las preguntas trascendentales a las personas correctas? ¿Qué pasaría si la realidad fuera imposible de evadir, de ignorar? ¿Qué pasaría si cada día fuéramos realmente concientes que nuestras acciones definen el presente y futuro, no sólo de la tierra utilizada para la producción de alimentos, así como lo que llega a nuestro cuerpo, sino también de aquellos que permiten que esta gran cadena continúe en movimiento?

Quizás esa realidad nos golpearía con tal fuerza que pondría en aprietos nuestro poder de decisión, pero claro, ¿A quién le va afectar que yo compre en el supermercado o las grandes superficies que me ofrecen 2 x 1 a un precio irrisorio y no en el mercadito campesino o agroecológico?, ¿A quién perjudica que pida siempre rebaja en la plaza de mercado, a fin de cuentas, es algo cultural, o no?, ¿A quién le afecta? ¿A quién sí lo importante es que yo logre comprar lo que necesito a “precio de huevo” sin importar qué o quién está detrás de ese costo?

Feria Agroalimentaria Universidad Nacional, 2020.

Somos, de lejos, la especie dominante en el planeta, por ello nos comportamos a la altura y tomamos nuestras decisiones basadas en una serie de reflexiones y cuestionamientos que nos llevan a escoger la mejor alternativa, la que no sólo me conviene a mí sino la que nos conviene a todos los actores involucrados. Aprendimos a pensarnos como un todo, como una unidad, sabemos qué es lo mejor, no solo para mí sino para todos y cuando digo todos me refiero a tu familia, tus vecinos, tu ciudad, me refiero al medio ambiente, a la sociedad y sabemos que así, una mejor, una con mayores y mejores oportunidades es posible…

¿Verdad que suena lindo?, pero en la realidad para ti, puede que tan sólo sea eso, unas frases bonitas en un escrito, unos pensamientos que quizás en el fondo compartas, pero que al finalizar esta lectura, quedarán en el olvido.

No lo sabes pero, ¿alguna vez te has preguntado cuántos kilómetros recorrieron esas papas que estás por cocinar? ¿O cuál fue el valor que pagaron por canastilla a la persona que cultivó esas naranjas para que tú lograras tener el juguito del desayuno? ¿Sabías que la canastilla es una medida de valor en el campo? ¿Sabes qué es una canastilla?, o para darte otro ejemplo, ¿Sabes qué tan tóxicos son los agroquímicos utilizados para el cultivo de esa lechuga que usarás en la ensalada del almuerzo, pero que se veía tan bonita en los estantes del supermercado? No, no tienes porqué saberlo, pero, ¿alguna vez te lo has preguntado?, has hablado con las personas que cultivan, cosechan y traen a la ciudad sus productos para que tú los recibas con una bonita sonrisa y la frase ‘¿En cuánto me lo deja?’, seguramente no, porque si lo hicieras, si realmente abrieras tu empatía y te dieras la oportunidad de hablar con ellos y ellas, hombres y mujeres campesinos y campesinas que año tras año, deben lidiar no sólo con los cambios climáticos, la oferta y demanda, la sobreproducción etc, muy seguramente dejarías de hacerlo. Te has preguntado también, ¿Por qué no pides esa misma rebaja por la lechuga del Supermercado? Claro, debe ser porque allí esa dinámica no aplica, la lechuga que compraste puede costarte 3 veces más de lo que pagarías en la plaza, pero estás dispuesto a pagarlo… ¿Acaso no es la misma lechuga?

Feria Agroecológica Uniminito, 2020.

Sé que hacer un cambio de “chip” muchas veces requiere tiempo, pero más que tiempo, conciencia. Cuando te vuelves conciente de que tus acciones realmente sí son importantes y que la suma de estas modificarían en gran medida, el orden en una cadena establecida por ciertos intereses hace muchos años, algo dentro de tí despierta, algo que te mueve a pensar mejor tus actos, a ver los efectos de tus acciones, a buscar opciones que te lleven alinear ese sentimiento con ese hacer.

Mercado Agroecológico Tierra Viva, (Uno de sus eventos: Encuentro de semillas), 2020.

Quizás no sepas por dónde empezar o quizás para tí ese paso sea más sencillo, lo importante es hacerlo, de a poco comienzas a sumar y si algún pensamiento se cruza por tu mente, alguno poco amoroso o más bien pesimista, obsérvalo, masticalo, examina porqué llegó y déjalo ir… mantente firme en tu decisión de cambio, mantén vivo ese sentimiento que te hizo pensar en que tú sí podías hacer algo y no te abrumes tratando de hacer muchos cambios de un solo golpe, un paso a la vez y verás como todo será más sencillo.

Y si en algún punto de este viaje notas que las fuerzas disminuyen, recuerda que no estas [email protected], hay un montón de gente haciendo lo mismo que tú y pensando lo mismo que tú, si lo deseas, te dejo alguna información que quizás pueda ser útil para tí, para darte un panorama más amplio y tengas un punto de dónde iniciar.

Recuerda, la suma de pequeñas acciones de muchas personas, pueden ser el cambio. Súmate.

ORGANIZACIONES

Red de Semillas Libres de Colombia
http://www.semillas.org.co/es/campanas/red-de-semillas-libres-de-colombia
Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 – Bogotá (Colombia)
[email protected] – teléfono: (57)(1) 7035387

Red de Mercados Agroecológicos de Bogotá – Región (RMABR)
https://redmercadosagroecologicosbogota.co/
[email protected]

MERCADOS TIPO FERIA

Mercado Agroecológico Tierra Viva
Sábados quincenalmente 10am a 4pm
https://www.facebook.com/MercadoTierraViva
[email protected] – teléfono (57) 312 455 0435
Calle 28a N° 16a-31 Casa Kilele – Casa Cultural – Bogotá (Colombia)

Mercado de la Tierra – Slow Food
IMPACT HUB – Domingos de 9:00am a 1:30pm
https://www.facebook.com/MercadoAgroEcologicoCampesino/ https://www.instagram.com/magroecolo/[email protected]
Calle 69 # 6-20 (Impact Hub) – Bogotá (Colombia)

Feria Agroecológica Uniminuto
Primer jueves de cada mes
https://www.facebook.com/Feria-Agroecol%C3%B3gica-Uniminuto-638923449474715
Teléfonos (57)310 6086042 – (57)(1) 2916520 Ext. 7154
[email protected]
Diagonal 81C # 72B-85, Plazoleta Verde UNIMINUTO Sede Principal – Bogotá (Colombia)

Feria Agroalimentaria Universidad Nacional
Primer miércoles de cada mes
https://www.facebook.com/Feria-Agroalimentaria-UNAL-1160472187460744/?ref=nf&hc_ref=ARRb6QXlqdhprBy9-rirJ_LBm-pK8mfob68Q6yMx1jQN6IOC23afy-_pg9C6QKZHhm8
Facultad Ciencias Agrarias – Edificio 500. Plazoleta de la Facultad – Bogotá (Colombia)
[email protected]


MERCADOS A DOMICILIO

Orgánicos La Lulú
Producción agroecológica + Eventos sostenibles
KM 5 Via Chipaque – Vereda Caldera Chipaque
https://www.organicoslalulu.com/
https://www.facebook.com/organicoslalulu/
Teléfono: (57) 313 8532388

La Canasta
Mercados agroecológicos a domicilio en Bogotá, Chía y Cajicá.
https://la-canasta.org/ – Redes: Instagram: @lacanastaorg
https://www.facebook.com/lacanastaorg/
Teléfono: (57) 311 2762693

Sembrando Confianza
Mercado agroecológico a domicilio
http://sembrandoconfianza.com/
https://www.facebook.com/sembrandoconfianza/
Teléfono: (57) 319 5827750 – [email protected]

Alacena
Mercado a domicilo primer o segundo jueves de cada mes
https://alacenared.jimdo.com/naturaleza/
https://www.facebook.com/ALaCenamercadoagroecologico/
Teléfono: (57) 316 6849606 – [email protected]

Pasaje Hernández – Bogotá (centro)

Recorriendo el Centro de Bogotá como buen gozque antropoide, guiado por las neuronas intestinales, aún se ven callejones no tan gentrificados, calles con personalidad y carácter, que se niegan a alinearse a la globalización de catálogo, conservan a plena vista elementos históricos que esperan ser interpretados antes de que se los lleve el ajetreo de la modernidad, son un museo vivo de costumbres.

En el Pasaje Hernandez podemos encontrar el café internet tipo express (el de imprimir la copia a las carreras y consultar el correo), un ícono de la sociedad mediatizada, al lado de la venta de ropa de paño muy al estilo cachacho, donde se consiguen unas  tirantas para los pantalones muy a lo punk (aunque los abuelos no lo sabían), era ropa de diario en su época, hoy hasta toca pedir que le expliquen a uno como putas se usan (sip… en bochica se pueden decir groserías siempre y cuando se haga con clase, no importa la clase pero con clase).

Es una especie de centro comercial al estilo de mediados del siglo pasado, los trajes de novia envitrinados (sip… en bochica maltratamos el idioma para crear nuevas palabras, así a Caro & Cuervo se le enretuerza el colon) generan sensaciones encontradas, una tipo película de halloween ochentera donde los muertos de hace 100 años reviven y salen al pueblo con el smoking mugroso y deshilachado, otra con la aversión primigenia, a esa ceremonia tan antinatural y contraproducente.

También se encuentra el clásico restaurante con las delicias criollas, muchas de ellas involucrando algún tipo de vísceras, caso puntual del mondongo… la criptónita Nemquetebiana!!!

«Indigenismo hip-hop»

Aunque en nuestro país las comunidades indigenas vivas son una minoria, y en realidad somos una gran mezcla de mezclas, existen en el imaginario popular algunos clichés, huellas, o cenizas de la cultura natural de estas tierras. Esas huellas se niegan a desaparecer, se transforman y con energía a veces se integran a la cultura urbana diaria, lo bacano es que no se hace artificialmente, y la transformación no se ve forzada, esa aguila de oro «hopper» quedó una «chimba»…

Los espíritus dorados

Perdían ante el dios

cristiano en la batalla

de los dos mundos

el rugido del tigre

el vuelo del condor

el grito de los pijaos

estremece la tierra

para defender a los suyos

18 Julio de 1551

Desde una creación totalmente indígena como las aguilas de oro con mas de 2000 años de historia y aparición en varios paises de la costa caribe y el altiplano, se obtiene una expresión actual, 100% urbana, inmersa en la cultura hip-hop local, con personalidad propia y un estilo que no se veria mal al lado de arte de escuela.

Este trabajo está ubicado en la carrera 7ma al norte de la capital colombiana, este tipo de arte es una propuesta interesante, es efimero y natural.

EL PROYECTO BOCHICA BUSCA A LOS PARCEROS QUE SE TIRARON LA PARED DE UNA FORMA TAN ELEGANTE, PUEDEN ESCRIBIR A [email protected]

El estado creativo de la mente

Un señor va de cacería al Africa y lleva su perrito Maltess para no sentirse solo.

Un día ya en la expedición, el perrito correteando mariposas, se aleja del grupo y se extravía y comienza a vagar solo por la selva. En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera.

Al ver que la pantera lo va a devorar, piensa rápido que hacer.

En eso ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos y cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

«¡Ah!, qué rica pantera me acabo de tragar!!»

La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando, quien sabe que animal será ese ¡no me vaya a comer a mí también!

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la escena sale corriendo tras la pantera para contarle como la engañó el perrito:

«¡No seas tan pendeja! esos huesos ya estaban ahí, además ese es un simple perro»

El perrito alcanza a darse cuenta de la mariconada del mono. Después que el mono le contó a la pantera la historia de lo que vio, esta última muy encabronada le dice al mono.

«¡Súbete a mi espalda, ahora vamos donde ese perro a ver quién se come a quién!»

Y salen corriendo a buscar al perrito.

El perrito ve a lo lejos que la pantera se le venía nuevamente encima y esta vez con el mono chismoso.

«¿Y ahora qué hago?» se pregunta todo asustado el perrito.

Entonces, el perrito, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera estaba a punto de atacarlo de nuevo, el perrito dice:

«¡Este mono malparido!, hace media hora lo mandé a traerme otra pantera y todavía nada que aparece!»

MORALEJA:

En momentos de crisis, sólo la creatividad es más importante que el conocimiento:

  • Procura ser creativo como el perro
  • evita ser huevón como la pantera
  • pero ¡nunca seas sapo como el mono!