Cuando la mente no está…

animalpuracallewSantiago miró su reflejo en el espejo roto, buscando entre los pedazos que aún quedaban un recuerdo, una imagen que le fuera familiar, algo… algún indicio que le indicara por qué estaba allí y por qué su rostro no le parecia conocido…

Recuerda haber estado caminando en la noche con su maleta llena de libros, una botella de Vodka y un regalo envuelto en papel metálico rosa… pero ahora, no poseía ninguno. Estaba en medio de la nada… con un espejo en la mano, buscando respuestas en una mente a la que ya no le quedan recuerdos, una mente vacía del pasado pero llena de preguntas por el futuro.

Revisó sus bolsillos esperando no encontrar nada… pero de uno de ellos sacó un papel escrito a mano que decia: “Búscame… encuéntrame”

 

Filomena y sus 12 Probetas.

filomenawFilomena es una chica, nacida en el planeta Tierra, aunque algunas veces pareciera que viene de la Luna, su mente tiene la habilidad de desconectarse de la realidad y aunque ella lo considera una ventaja única, sus amigos, conocidos y familia, piensan que algun tornillo le falta, sin embargo es feliz o bueno intenta serlo todos los dias.

El desconectarse del ahora, es para Filomena su método de escape, es la posiblidad de escaparse de la realidad, una que la absorve, una que la atrapa y le roba como cual vil sanguijuela, la vida. Antes era para ella un verdadero problema, ahora lo considera un don o ¿A quién no le gustaría en algún momento o situación, simplemente desaparecer?.

ALADINO MIRA EN SILENCIO UN ZAFIRO EN SU MANO (Malabarismos con antorchas – Ramón Guinea)

Haber dicho antes… jeje.. encontré a donde subir las entradas! Les comparto un blog que me gusta… que tal?

 

ALADINO MIRA EN SILENCIO UN ZAFIRO EN SU MANO

 

Aladino mira en silencio un zafiro en su mano.

Los barcos que transportan la seda se refugian en el puerto, acechados por la tormenta.

En su cuarto en tinieblas, Aladino prende un cabo de luz y mira a su esposa que duerme. El nudo de sus sueños tiembla en el aire como las cuerdas de un laúd, como las hojas secas que caen de los árboles.

Se perfuma, recorta sus cabellos. Después sale a la calle a cumplir sus deseos. Bebe, ríe y maldice. Gasta el dinero sin pensarlo, compra bellos ropajes, obsequios y joyas. Sin embargo, a cada vuelta del camino percibe desde el fondo de su pecho el recuerdo de sus muertos.

Sabe que un día perderá su secreto, pero no se entristece. Los tesoros del mundo no son mas que pequeñas luciérnagas que ciegan los ojos, pulsos de luz en la nada.

El barrio, atmosfera.

Dimensión sonora: One of these days – Pink Floyd

y una emisora AM en un radio de celador ronco a 80m doblando la esquina, con música popular

Dimensión espacial: Cualquier gran ciudad colombiana de montaña, cerros urbanos, barrios invasión, comunas, la cuadra…

verbenal-hills

Dimensión temporal: Años 80 hacia el presente, preferiblemente horas de la noche.

– – – –

En estas calles por la noche las voz de los perros llega lejos y el latir de las personas se convierte en un ruido gris con sabor a cemento. Mientras los de cuatro patas dialogan en el frío, los humanos se domestican entre sí por la mera costumbre de sus rutinas, se huele hasta tarde el traqueteo de la ciudad.

Los postes siempre tienen esa luz fantástica, bien solitaria, medio espacial. Su claridad casi nunca toca el suelo y siempre pasea en el viento que juega con lo que se traiga encima.

– – – –
Los cerros son de otro mundo… de día, las casas los arañan en cámara lenta, como en un pesebre medio punk y de noche forman galaxias desconocidas que enboban con su montón de lucesitas. El pasto es de un verde esmog, siempre aparece en los rincones que todos olvidan, aún cuando los perros y los borrachos lo recuerden muy bien para marcar su territorio, da pereza tocarlo.

– – – –
Casi siempre se encuentra en cada esquina un lote a medio construir, donde faltan las paredes aparecen lonas o plásticos, donde falta la pintura siempre están los bloques pelados formando un revuelto de texturas y colores según la luz que se digne visitarlos, parece que juegan al arte moderno. Es sagrada costumbre dejar el último piso para terminar, las varillas oxidadas los adornan como si fueran pelos de insecto.

Si no se tiene el placer de seguir la moda del bloque, cemento y la varilla, el plástico reina con su parcero el zinc y la madera recogida. Cada casa es irrepetible, tienen una arquitectura biológica que siempre comienza con algo parecido a una caja. Como las tejas de zinc aman volar, piedras, ladrillos, bloques, zapatos viejos, o balones huerfanos de fútbol las mantienen con los pies en la tierra.

Cuando las calles son despavimentadas, el agua cuenta pequeñas historias de rios, canales e inundaciones en el suelo. Aparecen valles, deltas y desiertos. Los bichos parecen cocodrilos, o hipopotamos de la discovery channel, todos vistos desde el aire… desde el aire de mis hombros.


La película del demonio, el martir y la utopía

La libertad es una palabra poderosa, abre puertas, enamora conciencias y corazones. Pero tambien es bien prostituible, y altamente rentable, más aún si apareces en una película donde eres el martir, que lucha contra un demonio
para salvar al mundo de la caries…

El software libre no debe convertirse en religión, a mi no me interesa si el señor Stallman no puede ver ni en pintura el logo de windows, y tampoco voy a excomulgar a mi vecino por usar windows, ya se interesará cuando vea
el cubo 3D de beryl en mi portatil y lo compare con su máquina de última generación congelada por Vista, los virus, los antivirus, el antispyware y demás detalles que hacen parte del estandar.

El software libre es una herramienta, y como tal debe ser entendido. Es como un pincel, y de la calidad del artista depende si obtenemos un graffiti obsceno en un baño público, o una obra de arte que supere a los pinceles de Redmond,
que acaricie cariñosamente mis bolsillos y deje de exportar tanto dinero por la compra de calcomanias.

Ahora, este nicho tiende a evolucionar hacia los negocios basados en conocimiento, y se esta alejando de la venta de seriales, desde luego que en nuestros paises ese proceso tal vez se evidencie en unos años, aunque existe la esperanza que no se demore tanto, gracias a Internet la Tierra sigue
siendo redonda pero el mundo es cada vez más plano.

Si vamos a jugar a la libertad, que nuestra utopía este conectada con la realidad, que los martires desaparezcan y que nuestro trabajo redunde en dinamísmo económico, y desarrollo social, en vez de una cacería de brujas y demonios.

Aunque es bueno decir que la película, es una excelente estrategía, y bien utilizada puede dar frutos interesantes.