Las plataformas tecnológicas sociales hacen posible modelos económicos alternativos, incluyendo la milenaria utopía democrática…

El eterno problema de la democracia, es que intentaba crear una maquinaria imposible de construir. Era como si un estadio repleto de gente ejecutara una circuncisión[*], utilizando lenguaje de señas y opiniones escritas en papelitos para coordinarse.

Cada día se confirma más que existe la tecnología que podría hacer que esa maquinaria democrática funcione, y que lo haga como un organismo vivo, donde cada neurona con su inteligencia individual, tiene el poder de participar en la construcción de la decisión más adecuada para ese gran organismo.

Un enorme detalle es el hecho de que las personas tengan la suficiente cultura para asumir esta responsabilidad, y que si lo están puedan ejercerla. No creo que las formas actuales de poder lo permitan, a menos que sea rentable para los que producen y administran la riqueza, y que las herramientas que lo hacen posible, funcionen como deben funcionar [**], estando al alcance de [email protected], siendo realmente publicas.

Esta nueva maquinaria de participación es tan interesante que en la práctica no pudo haber surgido de las estructuras políticas tradicionales. De ellas únicamente hereda su milenaria utopía democrática. Nace o renace más bien de economías alternas y de las relaciones humanas cotidianas, especialmente aquellas que se nutren de nuestros placeres o intereses más humanos.

Esta forma innovadora de participar en el mundo, podría tocar hasta los más triviales aspectos de la vida. Si la tendencia tiene éxito es tentador y casi que inevitable pensar en la manera como se podría gestionar el poder y la riqueza sin depender de la política y el dinero…

La película también esta subtitulada en español aqui.

Us Now from Banyak Films on Vimeo.

Cada vez que Bochica se encuentra un vídeo como estos, confirmo que su psiquiatra no estaba equivocado cuando le dió el certificado de salud mental. Su problema era un desequilibrio químico causado por exceso de yopo en el ambiente, que le permitía ver el mundo como realmente es o puede ser.  Bochica lo que necesita es contactos y publicidad, gente desdomesticada que este dispuesta a vivir su libertad. Lo último que quiere es salvar al mundo de la caries o convertirlo en el edén de folleto de -Testigos de Jehova-. Más bien lo que sucede es que para crear la riqueza hay que intentar ver más allá del dinero y la maquinaria que lo sostiene, lo que también es aplicable al poder. La tecnología que permite hacer esto desde hace rato esta al alcance de la mano…

[*] se utiliza la circuncisión como ejemplo para enfatizar el impacto sobre el paciente… la sabiduría femenina sabrá comprender. También podría ser una cirugía cerebral. Lo delicado de la operación es que el cirujano se escoge del público y los resultados de la operación afectan a los miembros o cerebros de todos. Desde esta perspectiva no hay nada más irracional que la democracia, es por eso que nunca ha existido una.

[**] si se piensa detenidamente actualmente la tecnología es más un problema político que técnico, se relaciona estrechamente con la gestión del poder real {aquel que crea nuestra realidad} no con el que vemos en el teatro político tradicional.

Carta Paulino, recordando viejos tiempos…

Recordando viejos tiempos y haciendo reciclaje electrónico me encontré esta carta enviada por un invitado a una semana linux de la universidad distrital en Bogotá, no recuerdo la fecha, pero aún tiene buena vibra…

Mis hermanos latinoamericanos.

Lamentablemente por estar participando en otros dos eventos en Brasil, no pude asistir a la invitación de la universidad, sin embargo me gustaría decirle algunas palabras a los presentes.

Algunos de ustedes pueden pensar que Brasil, por su gran tamaño y su número de de habitantes, no es un país latinoamericano. Pero tengan la certeza de que lo es, tal como lo es Colombia, Costa Rica y del mismo modo Nicaragua. La única diferencia es el idioma (y el fútbol claro 😛 ), pues tenemos los mismos problemas que todos los latinos, pero en números aun mayores, como lo son su territorio y su pueblo.

Si mis amigos, somos latinos, y los llamo hermanos pues soy latino como ustedes. Soy brasileño de nacimiento y de corazón. Todos nosotros somos aquellos que, todos los días, nos levantamos temprano para ir a trabajar y enriquecer a algunos pocos. Somos aquellos que vemos cuerpos tirados en las calles, asesinados por causa de las drogas. Somos aquellos que vemos ancianos en las filas de los hospitales implorando por atención medica y que michas veces mueren en la misma fila. Somos aquellos que aumentan el número de desempleos, de la miseria educativa. Como ustedes, somos latinos, y somos también llamados del «tercer mundo».

Para el «primer mundo», somo los culpables de las drogas que ellos consumen, somos los culpables de contrabando desde relojes de pulso hasta carros, somos culpables de pedir asilo en sus embajadas cuando nuestros países entran en guerra civil o cuando hay huracanes, terremotos y otros desastres naturales nos afectan; y ahora, una vez mas, somos culpados, y cargamos la culpa por lo que nuestros antepasados nos legaron; el deseo de ser libres, de vivir sin cadenas.

Eso es lo que estamos haciendo hoy en día, sea en Colombia, Chile, Perú, Guatemala, o Brasil, estamos luchando para tener una sociedad mas justa, mas libre. Hacemos los mismo que los Incas, los Mayas y los Aztecas hacían. Lo mismo que los indios Xavantes de Brasil o los Guajiros de Colombia. Buscamos la libertad y un mundo mas justo para todos nosotros, y para nuestros hijos.

Para que eso ocurra, tenemos que trabajar muy duro y ser muy unidos pues los dueños de los grandes monopolios  no van a querer permitir que nosotros seamos ricos, ni en dinero, ni en educación, la única herramienta que tenemos para alcanzar nuestro objetivo es el Software Libre.

Hoy en día, todo lo que vemos tiene software. Nuestros teléfonos celulares, nuestros carros, nuestros aviones. También vemos software en nuestras plantas eléctricas, nuestros hospitales, y en nuestros metros. No podemos olvidarnos de estos sistemas porque todos los servicios y maquinas modernas se detendrían, pero si podemos migrarlos a una plataforma libre, no solamente de código, sino principalmente de dependencia tecnológica.

En el último año, mi país envío al exterior 1 billón de dolares para pagar licencias de software, con este dinero, conseguiríamos por ejemplo, dar educación de calidad a mas de 12.500.000 niños brasileños en el mismo periodo. O podríamos crear 20 mil tele-centros en todo el país para conectar 60 millones de brasileños a la Internet ¿Pero que es lo que eso realmente representa? Lo explicare de una manera mas fácil para que podamos entender, por cada Windows XP comprado por el gobierno de mi país, los brasileños debemos exportar 1 tonelada de soya. Imaginen lo que es sembrar y cultivar 1 tonelada de soya y podrá comprender cual es el costo de comprar un software propietario.

Todas las veces que una alcaldía compra un software propietario, centenas de personas dejan de ser atendidas con dignidad en un hospital o decenas de niños se quedan sin escuela. Estas alcaldías requieren del software para mantener sus servicios para la comunidad funcionando, sin embargo en ningún libro esta escrito que es necesario usar software propietario en lugar de libre, y principalmente no dice que un pueblo, ya sufrido por naturaleza, tenga que sufrir mas a causa de la elección errada de algunos.

Mas no es solamente una cuestión de dinero, es principalmente una cuestión de libertad. Me gusto mucho el siguiente pensamiento: hoy es común grabar en vídeo el nacimiento de un hijo para mostrar a aquel hijo como fué su nacimiento (el cual no agrada mucho a las madres debido a la posición). Entonces el padre graba el vídeo en un formato propietario. De aquí a 10 años cuando el quiera ver el vídeo, no podrá pues la empresa que tiene la patente sobre aquel formato, cobra $100 por cada ejecución del vídeo, en ese momento pensamos: el nacimiento de mi hijo! Yo no lo puedo ver? Si puede, pero deberá pagar para verlo.

Es correcto eso? Es eso lo que queremos dejar a nuestros hijos? Es eso lo que queremos para nuestras vidas? No poder ver el nacimiento de un hijo por no tener dinero para enriquecer el bolsillo de algunas personas?

Ustedes los estudiantes tienen un papel fundamental en este proceso. Necesitamos de ustedes, necesitamos su creatividad, de su bondad, de su fuerza. Necesitamos migrarnos y esta migración están a la manos de cada uno de ustedes. Dense crédito, ustedes son capaces. Hagan las cosas mucho mejor que ellos, créanse mejores que ellos.

Conozcan el Software Libre, usen el Software Libre. Digan ¨SI» a la libertad de ustedes y «NO» a los lobos que se los quieren comer vivos. Creen Software Libre, ustedes tendrán mucho que ganar y podrán contribuir a su comunidad, su ciudad, su ciudad, su país, pero principalmente para todo el planeta.

Dejen de pensar que somos latinos alejados en el fin del mundo y que no tenemos valor alguno. Dejen de pensar que solamente el carro alemán es bueno, que las tenis americanas son maravillosas, que el café italiano es el mejor. Somos nosotros los que hacemos el metal para los autos de ellos, el hule y la mano de obra de sus tenis, el café para ellos. Tenemos nuestro valor, y debemos rescatar eso. ¿Nuestra herramienta? el Software Libre.

Valorense, si conseguimos ser unidos a este punto, podremos hacer de esta tierra el mejor lugar del mundo. Que el Software Libre sea la herramienta para nuestra libertad y que podamos vivir en un mundo mejor.

Saludos para ustedes mis hermanos latinos.

Paulino Michelazzo

Secretario General, ONG Quilombo Digital

Presenta el estilo clásico necesario para un público joven, sin embargo contiene ciertos detalles que trascienden más allá del discurso motivador.

Creo que es muy cierto, que el Software Libre independientemente de la visión pseudoreligiosa que lo persigue, es una herramienta tremendamente poderosa para generar riqueza local, con perspectiva mundial, de una forma totalmente autónoma, más allá de la maquila, y ya que muchos de los problemas que padecen nuestras comunidades no son otra cosa que síntomas de pobreza, tiene todo el sentido del mundo verlo como una gran oportunidad…

Una nueva forma de pensar la riqueza

En la clasificación artificial aceptada existimos en un mundo muy particular denominado por los que «realmente saben de esto» como «el tercer mundo». A duras penas si fabricamos una simple aguja… entonces tal vez no somos una sociedad industrial, pero tampoco podemos definirnos plenamente como una sociedad agrícola porque es común concentrar en nuestras ciudades, desiertos de cemento, gran parte de nuestra población. Por otro lado es bien interesante ver a multinacionales pelearse por nuestros mercados como si fueramos una sociedad de consumo al más alto nivel.

Nos han definido inadecuadamente porque no hemos decidido que somos ni lo que queremos ser, y nuestras instituciones reflejan muy bien esa incertidumbre. Desde luego tenemos la esperanza de lograr una etapa donde no sea tan dificil vivir en términos dignos de un ser humano, pero ese deseo lo hemos manejado al estilo de un mendigo que no ve más allá de su transcurrir diario.

Nuestras instituciones, sean las del estado, las privadas o las sociales están creadas para un mundo que ya pasó, su diseño fué realizado a parches según modas, conveniencias o eventualidades, el futuro es por fin incierto, los modelos que teniamos que imitar hoy están demostrando sus errores y problemas, es una fortuna que tengamos que pensar para donde nos vamos.

Aunque sería innegable un proceso de imitación, existe en esta incertidumbre la posiblidad de aprovechar la oportunidad que ofrecen las nuevas dinámicas económicas basadas en conocimiento. Estas dinámicas son mundiales, evolucionan a su propio ritmo, uno que solo puede ser comprendido en alguna medida desde una perspectiva biológica, las instituciones del estado de los paises del primer mundo no van a la misma velocidad que este cambio y desde luego las del tercer mundo no se han dado de que hace rato son obsoletas. Estas dinámicas se sustentan en tecnologías que como buenos consumidores ya tenemos o estamos adquiriendo hambrientamente. Lo interesante es que desde hace rato no se nos presentaba la oportunidad de montarnos en un tren, donde en vez de ser los del vagón de tercera, podemos si lo deseamos ser protagonistas, o si movemos bien las fichas decidir la dirección de ese tren… o simplemente armar otro.

Aunque suene irracional, en estas nuevas dinámicas son los proyectos sociales, culturales y educativos los que pisan fuerte, y si bien el dinero es un síntoma importante de estas empresas, el exito de las mismas se mide de otra forma, como por ejemplo, en el volumen de cambios que los consumidores realizan a un producto que se les regala (¿irracional?) o en el nivel de masificación para poblaciones específicas (economía de escala enfocada a nichos… impensable en el siglo veinte). Ahora, si las empresas culturales son una oportunidad maravillosa, ¿en el planeta donde se encuentra la cultura que no ha sido consumida aún en películas, música, libros viejos y demás? pues en el piso superior, en el tercero…

No solo me refiero a contenidos, sino también a prácticas, formas de ser, de asociarse. Estos nuevos artesanos no quieren alquilarse, no quiere vender su tiempo, sino más bien vender lo que libremente hacen en su tiempo, el empleo en su concepción tradicional no le funciona al creativo, al artista, al programador, al gestor social o cultural.

Las asociaciones para abordar estos proyectos funcionan mejor cuando son más «lígeras», tal vez basadas en metas y en calidades demostradas, los modelos oficiales de sociedades comerciales parecen dinosaurios, son como camisas de fuerza, y creo que cuando generen alguno «adecuado» ya será obsoleto. No se sienten los beneficios al apoyar la existencia de modelos tributarios convencionales ¿a quién le pago mis impuestos si mi proyecto esta distribuido en la red y en últimas son mis usuarios quienes lo crean? ¿cómo miden lo que debo pagar si estamos hablando de intangibles dífíciles de delimitar? ¿en qué me beneficia hacerlo?

Es posible que a un hijo del maíz en el antiplano de cemento no le crean… sólo tienen que darse una rodadita por internet. Encontrarán más gente hablando lo mismo y tejiendo nuevas formas de hacer riqueza y si quieren dinero, este sólo es el síntoma de esa riqueza. Encuentren un nicho cultural, social, educativo que pueda ser apoyado, soportado, beneficiado con una tecnología que existe, que enamore gente hasta formar una masa crítica, que les genere placer, diversión, estabilidad existencial, o que se apoye en sus deseos, aversiones, afinidades, de tal forma que lo sigan construyendo. En algún momento las monedas se comienzan a escuchar, aunque esa es tal vez la forma más básica de la riqueza creada. Los grandes inversores intentarán imitar con proyectos artificiales de laboratorio, pero si no tocan fibras sensibles solo serán plástico bien diseñado. Un proyecto que toque realmente a las personas tiene una enorme probalidad de sostenerse en las nuevas economías que se vienen, y no me refiero a la clásica imagen de darle sopa de verduras y ropa vieja «a los pobres», ni dedicarse a vender inciensos en los buses y regalar copias de software libre al que se atreva a comprar, el cuento va por otro lado.

SpaceCollective

Una propuesta distinta, una «bacanería» de diseño , «ergonomía placentera» interdisciplinariedad absoluta, reflejo total del impacto de la tecnología en la sociedad…navegarlo es como escuchar un buen tema…esa vaina no es un sitio web, no es un pinche blog…queremos comprenderlo y sentimos envidia de la buena…ztamos procesandolo…un proyecto que nos gustaría superar.

Your legal concepts of property, expression, identity, movement, and context do not apply to us. They are all based on matter and there is no matter here. Our identities have no bodies, so, unlike you, we cannot obtain order by physical coercion.

http://spacecollective.org/