Niyireth Alarcón

Hubo una época en que las mujeres usaban falda y la tenían bien puesta, su poder no estaba en la fuerza física -aunque si se quería era posible contar con ella- sino en la fortaleza para dejar sin piso a las “sin razones” absolutas de la vida, lo hacían con la suavidad con la que amanece o se hace de noche, lento, pero tan seguro como que tenemos que respirar para vivir.
Niyireth tiene personalidad en su voz, su estética no se fabrica en una línea comercial de ensamblaje para las masas, no es artíficial, es colombiana y su música es andina. Su voz es solemne como la niebla de nuestros páramos pero cristalína y espiritual como canto de quebrada de nuestros montes.

 

Responsabilidad Social del “Ingeniero de Sistemas”

¿Existe la Ingeniería de Sistemas o es un estado mental inducido?

Cierta enciclopedia muy popular en internet[1] define a la ingeniería de sistemas desde un enfoque interdisciplinario que permite  estudiar y comprender la realidad con el objetivo de implementar u optimizar sistemas complejos. Esta definición esta totalmente alejada de la imagen que se tiene en Colombia de nuestros Ingenieros de Sistemas, donde algunas veces se espera, o ellos mismos se proyectan (desde luego exagero…) como un tipo de “autista tecnologico”, clasificado dentro de una subespecie que se alimenta de bytes e integra el destornillador, el teclado, el mouse u otros artilugios como extensiones naturales del cuerpo.

Es necesario tener presente que el campo de acción definido para la Ingeniería de Sistemas en nuestro país, pertenece en el exterior a otras ingenierías. Es muy posible que si nos presentamos en Brasil o Argentina como Ingenieros de Sistemas, inmediatamente aparezca la pregunta: Ingenieros de Sistemas ¿de qué?

Algo de historia – si alguién conoce otra que nos cuente

Esta Ingeniería como la conocemos únicamente existe en Colombia, y aunque esto podría ser motivo de orgullo nacional, porque desde nuestro país se estaría gestando un nuevo campo profesional, la situación es distinta.  El término “Ingeniería de Sistemas” se creó hace varias décadas “sobre la marcha”, para denominar al “especialista” encargado del mantenimiento de los “sistemas” de computo contables u ofimáticos, muy populares desde los años 70 u 80. Por eso mismo se asoció el término de forma natural con todo aquello relativo a hardware, software, bases de datos, sistemas operativos y últimamente con Internet.

Fué también muy común que si un joven estuviera interesado en especializarse en programación, computadores, Internet, o videojuegos, inmediatamente pensara en Ingeniería de Sistemas, sin comprender que para eso no hay que pasar cinco años en una institución de educación superior (hay un montón de casos de éxito que así lo confirman). Más aún, tal vez ese conocimiento no se encuentra en las universidades, ya que existe una tendencia a que los programas académicos evolucionen más lentamente que su entorno, o a que se contaminen -calculadamente- con visiones orientadas hacia procesos de instrucción técnica básica, alejados del conocimiento que realmente se maneja “tras bambalinas”, en las grandes corporaciones tecnologicas, que dictan en última instancia las tendencias del mercado, y de cierta forma nuestro futuro.

¿”Choferes tecnologicos”?

No estoy de ninguna manera en contra de la maravillosa realidad que se encuentra en nuestras universidades, donde es frecuente ver como jóvenes talentos crean proyectos con una base técnica muy fuerte, y un nivel que bien podría ser atractivo para una corporación nativa de Sillicon Valley, muchas veces sin los recursos adecuados y desgraciadamente con una proyección en el tiempo de naturaleza desechable, por carecer de gestión, acompañamiento y visión.

No obstante, ¿que pasará con estos jóvenes cuando la tecnología que manejan se vuelva obsoleta, cuando un talento más jóven con conocimiento técnico más fresco aparezca o cuando su trabajo sea fácilmente realizado por alguna solución automatizada?.

El mensaje que se intenta transmitir es que nuestros expertos y profesionales de áreas afines como “Ingenieros de Sistemas”, Ingenieros Electrónicos, de Software, Programadores, Administradores de Servidores, Webmasters[2], Diseñadores, etc., sean excelentes en su labor profesional, pero trasciendan su estatus de “choféres tecnológicos”, que se erradique cierta discapacidad inversa[3] que ha contaminado nuestro nicho y nos nubla la mente, patrocinando entre otras cosas su propia explotación y muchas veces una desventaja palpable en sus proyectos de vida.

¿Implicaciones políticas o técnicas? – Patrocinadores de nuevos modelos económicos

Conviene comprender que actualmente, las tecnologías que [email protected] manejan tienen tanta relevancia en las organizaciones y sociedades, que su impacto se debería medir más en términos políticos[4] que técnicos. Planteo algunos casos teóricos para ilustrarlo:

  • un programador tiene acceso a un sistema de conteo de votos, y ofrece al mejor postor, “una puerta trasera” a dicho sistema, con el fín acomodar según conveniencias e intereses, de forma transparente y oculta para el público, los resultados.

  • un contratista que confiadamente ofrece una solución de seguridad, a una entidad estatal, pero dicha solución incluye desde su casa matriz en el exterior, características que se activan a solicitud, presionando a dicha entidad para actuar de una u otra forma, según intereses económicos o políticos en juego. El contratista no podría de ninguna manera preveer esto, porque los términos de propiedad intelectual de dicho producto, le impedían conocer como funcionaba en su interior. En esencia compró y vendió una caja negra.

  • crear o eliminar dinero es fácil, ya que en la práctica el dinero es un número almacenado en una base de datos, no debe estar necesariamente respaldado por oro depositado en una bóveda. No es tan ilegal si lo hace una entidad bancaria según sus procesos previamente establecidos, la ley respalda estas acciones. Obviamente un error de seguridad en estos sistemas nunca sería conocido por el público

  • elevar de forma desmedida por razones comerciales, los costos de acceso a tecnologías, separando de paso a la sociedad en grupos élite que acceden a sus beneficios y masas retrasadas que sólo las conocen por publicidad o “piratería”.

  • podría seguir citando otras muchas situaciones parecidas, que afectan de forma casi perversa nuestra sociedad y lo que damos por establecido. Obviamente la intención no es caer en planteamientos paranoicos de ningún tipo[5].

Es por esto conveniente y hasta necesario, que todo el conocimiento involucrado en este tipo de tecnologías, sea abierto, público, y libre. Esto no arriesga para nada la economía que existe alrededor de ellas. Lo que si cambia radicalmente, es el modelo económico utilizado.

Lo ilustro con otro ejemplo teórico exagerado: las leyes de Newton que se encuentran en cualquier biblioteca escolar, permiten enviar un satelite al espacio. Usted no cobraría por utilizarlas, ni por leerlas, hoy en día pertenecen a la humanidad, cualquier ser humano lo suficientemente dotado, podría “hasta mejorarlas” sin pedir permiso a nadie. Lo que sí se debería cobrar es el trabajo involucrado en su aplicación, con el objeto de poner el satelite en órbita.

Los ingenieros y especialistas de estas áreas deberían estar concientes de las implicaciones de su trabajo. Ellos pueden manipular el sistema nervioso de la organizaciones y hasta de las sociedades. Su poder no se limita únicamente a problemas informáticos de seguridad, ellos pueden crear herramientas o implementar tecnologías que generan un cambio de realidades,  sin depender de políticos de turno, o grupos económicos poderosos, y pueden hacerlo de una forma casí anónima, no necesitan convertirse en activistas tipo Green Peace, aunque algunos lo hacen.

Lo anterior es especialmente cierto si nos enfocamos en proyectos basados en software, ya que para crear dichos productos lo que realmente se necesita es estar dispuesto a “quemar pestañas”, a utilizar las neuronas arriesgandose a ser creativo. Es posible que nunca antes en la historia, se haya tenido una oportunidad tan palpable de crear riqueza y manipular realidades simplemente con ideas.

Algunos ejemplos conocidos de nuevas realidades que puede propiciar ingenieros y especialistas del área

Hace 10 años para aparecer o anunciarse en un medio de comunicación masivo, como la radio o la televisión se dependía de la disponibilidad de recursos significativos o de una red de contactos de muy alto nivel. Actualmente es muy común que medios como blogs, canales de vídeos, foros, u otros recursos similares, con una naturaleza 100% digital, manejen niveles de audiencia de igual tamaño o superior a los alcanzados por contenidos presentados en medios tradicionales. Cualquier persona, sin gastar un centavo puede iniciar un medio alternativo de este tipo, y si lo organiza de tal forma que los mismos visitantes creen y estructuren el contenido, no es descabellado superar a una casa editorial o un sistema de noticias con periodistas y escritores de planta.

Lo interesante es que la naturaleza de este tipo de contenidos no tiene porque subordinarse a los grupos económicos que controlan los medios tradicionales, esto permitiria mostrar la realidad tal cual como es. Es por eso que existe tanta preocupación, con la adopción en nuestro país de leyes tipo Sinde/Hadopi, que disfrazando o utilizando como disculpa temas de propiedad intelectual y piratería, legalizan la censura, atacando la libertad de expresión y acabando con esta oportunidad. Me refiero a la conocida Ley Lleras. Estas iniciativas lo único que favorecen es la creación de sociedades orwellianas[6].

Otro tema de tantos en la misma linea, es el de la industria musical. Si las  empresas tradicionales no cambian su modelo de negocio, están destinadas a desaparecer, sin importar su tamaño y capital. Esto se debe a la popularización de alternativas técnicas para la creación, edición, y distribución de contenidos digitales. Dicha industria sigue viendo a la piratería como un enemigo, sin comprender que es más bien el síntoma de que el su mundo ha cambiado, mantienen una visión analógica de hace más de treinta años. Si despertaran, se darían cuenta que en la era digital, la piratería es una estrategia de marketing extremadamente barata, con una  naturaleza vírica, y que el negocio no es vender copias físicas de contenidos, sino experiencias y el placer de pertenecer a nuevas tribus, nichos, o comunidades.

Uno de tantos pelígros – El oscurantismo digital

Estas nuevas tecnologías no van a acabar con todos los males de la humanidad, es más, puede estar creando un gran peligro a futuro, el de que nuestra época sea caracterizada por un “oscurantismo digital”. Un ejemplo de ello ya lo vivió la Alemania Democrática al desaparecer.

Como ellos tenían una tecnología informática de fabricación propia, de naturaleza cerrada, se perdió una gran cantidad de memoria histórica, no por alguna catástrofe natural o acto terrorista, sino por el simple hecho de que hoy en día no existen las máquinas que lean los antiguos formatos, los medios de almacenamiento fueron destruidos por los hongos, ya que cuando se fabricaron nunca se pensó que eso fuera un problema, y las máquinas que quedan tienen un software que nadie conoce, porque muchos de los ingenieros que las crearon, se jubilaron o ya murieron,  puede que sea más fácil descifrar un petroglifo maya que leer un disquete de la antigua Alemania Oriental.

Por eso se resalta la importancia de los estándares públicos y abiertos, de libre distribución, que entre otras cosas favorecen la creación de una autosuficiencia tecnológica, que caería de perlas para países como el nuestro.

Recomendaciones finales

Sería interesante que nuestros expertos, tengan un componente técnico muy fuerte, formalizado por estándares abiertos y reconocidos. Que dicho conocimiento esté asociado a una pasión interna, que haga parte de un proyecto de vida y no tanto de un interés comercial pasajero, pero integrando una visión de futuro, que les permita aprovechar muy bien la etapa técnica de su vida, y contemple en todas sus acciones y negocios, una conciencia social, casi que política en su trabajo.

Esta comunidad de expertos y profesionales, podrían generar más riqueza para nuestro país que todas nuestras minas de oro. Con el atenuante de que detrás de dicha riqueza viene el dinero, y las oportunidades que ellos mismos necesitan, siendo posible que esto perdure más allá de un par de décadas, porque el oro se acaba, pero el conocimiento y el talento es lo único que se multiplica al repartirlo.

Correcciones y comentarios desde luego son bienvenidos.

Aclaraciones y definiciones involucradas

  1. Aunque la Wikipedia está lejos de ser reconocida como una fuente de conocimiento que pueda citarse en algún escrito medianamente formal (entre otras cosas esto se debe a que es técnicamente muy difícil citar textos que evolucionan a diário), extrañamente logró convertirse en una de las razones principales por las cuales proyectos como Microsoft Encarta[TM] no fueran viables comercialmente. En el momento en que la Wikipedia se cite de forma natural en ese tipo de artículos, es porque estos también evolucionan como un organismo vivo o porque la Wikipedia ha muerto.
  2. Webmaster – técnico web en vía de extinción, debido a que la mejor “página web” es aquella que no tiene webmaster, porque se mantiene y crece gracias al trabajo de sus usuarios. Es una palabra de díficil erradicación.
  3. Lisiados al revés (“discapacidad inversa”). La idea es de cierto filósofo reconocido que no quiero mencionar por evitar clichés. Eso si, tiene tantas interpretaciones como lectores –  “seres humanos a quienes les falta todo, excepto una cosa de la que tienen demasiado – seres humanos que no son más que un gran ojo, o un gran hocico, o un gran estómago, o alguna otra cosa grande, – lisiados al revés los llamo yo. Y cuando yo venía de mi soledad y por vez primera atravesaba este puente: no quería dar crédito a mis ojos, miraba y miraba una y otra vez y acabé por decir: “¡Esto es una oreja!, ¡una sola oreja, tan grande como un hombre!”
  4. comprendemos aqui la política como la gestión del poder y no la relacionamos directamente  con nuestro folclor democrático
  5. no por tener una mente sana y libre de tendencias paranoides, se puede garantizar que no te “estén velando”
  6. la novela 1984 de George Orwell, también existe una película alrededor de la misma. Steve Jobs utilizó su mensaje para promocionar Apple. Incluye la idea de el Gran Hermano, como un ser vigilante del “bienestar” la sociedad. En la película soluciones tecnológicas muy similares a las que hoy existen se utilizan como herramientas de control social. Es responsabilidad de la sociedad civil no fortalecer al Gran Parcero en Colombia.

Hackening

Según la Wikipedia un  Happening es:

“… manifestación  artística, frecuentemente multidisciplinaria, surgida en los 1950  caracterizada por la participación de los espectadores. Los happenings  integran el conjunto del llamado performance art y mantiene afinidades  con el llamado teatro de participación.”

El Hackening se apoya en esa idea pero vincula las nuevas tecnologías de una  forma absolutamente profana, busca trascender las clásicas reuniónes de  geeks, ingenieros, o expertos en tecnología. El participante no es una entidad pasiva consumidora de información. Un Hackening no es una conferencia, no es un  coloquio, no es un seminario. En un Hackening la tecnología se debe desnudar y los simples mortales se relacionan intimamente con ella. Un Hackening  se parece a un hacklab pero en la plaza de mercado o en un club  nocturno. En un Hackening la tecnología no es en sí misma el objetivo,  sino más bien el medio para la creación colectiva y el resultado de dicha creación no se conoce al iniciar el hackening.

Para tener en cuenta:

  • El espacio donde se realiza incluye elementos que generan un estimulo a los sentidos de diferentes formas (sonido, vídeos, comidas, bebidas, show’s en vivo…)
  • Conviene que el grupo de participantes sea totalmente heterogéneo y que no exista una mayoría distinguible o predominante de un área de conocimiento específica.
  • Cada participante debería comprometerse a realizar una actividad basada en un trabajo propio, proyecto personal o tema de su interés
  • La propuesta hecha por cada participante debería integrar la propuesta de otro participante, la coordinación para ello se debe realizar en el sitio del hackening durante su ejecución, y puede cambiar cuantas veces se desee durante todo el evento, sería ídeal si dicha integración de actividades ocurre entre profesionales de áreas distintas, ojalá de muy poca afinidad.
  • Todos los participantes deberían estar a la vista de los demás para estar concientes de su participación.
  • Uno o varios asistentes deberían actuar como cronistas, comprometiendose a generar un registro de las actividades y una recopilación de resultados que pueden no ser apreciados o detectados en primera instancia por los participantes activos.
  • Debería existir un resultado o producto palpable que cada participante entrega al terminar (una imagen, un vídeo, un script, un párrafo escrito, una ruta de navegación en internet, un comentario a un blog en internet, etc).
  • Es posible que se pueda programar el inicio de un Hackening pero no su finalización…

Ejemplos y características del trabajo realizado por los crónistas:

  • gracias a la interacción entre varios participantes se detecta una idea o propuesta para una herramienta tecnológica que facilmente se expresa en un párrafo
  • de la actividad de algunos participantes surge como resultado algún material gráfico, multimedia o similar que es abandonado al terminar pero recopilado por el cronista
  • se ejecuto o realizó alguna configuración o secuencia de comandos de consola, se recopilan y comentan para garantizar que sea repetible lo realizado, lo ideal es que se publique en plataformas como github, así fuera algo muy básico…
  • cronístas de áreas profesionales diferentes ofrecen perspectivas y registros diferentes (no es igual la historia contada por un ingeniero que por un experto de ciencías sociales).
  • si varios cronistas registran en vídeo todo el evento, podría surgir un video total con una misma línea de tiempo, pero varias perspectivas del evento que podrían presentarse en algún tipo de pantalla dividida…

El objetivo del Hackening es hacer una integración activa y en tiempo real de distintos puntos de vista que en el día a día de cada participante no se presenta. Es común ver como profesionales y expertos de un área determinada unicamente tienen contacto con profesionales de su misma área o áreas áfines, esto podría verse como algo natural, pero puede generar problemas de -parcialidad-. Un ejemplo sería la definición de caos que un físico daría y la definición de ese mismo tema que ofrecería un biólogo o un sociólogo, los tres tendrían la razón y podrían dar una definición correcta del tema, hasta podrían coincidir en expresiones matemáticas que soporten su definición pero los matices deberían ser bien distintos. Sería interesante demostrar esto último usando un Hackening para ello.

Un beneficio inmediato del Hackening podría ser su papel como motor colectivo para la creatividad. Algunas ideas que hoy nos sorprenden han surgido de conexiones entre espacios de trabajo, perspectivas, o áreas que no son evidentes para la gran mayoría de nosotros.

Otro beneficio prodría ser la promoción de capacidades de “traducción de conocimiento” entre expertos de áreas totalmente distintas, o desde expertos hacia personas sin ningún tipo de preparación académica o experiencia profesional. Si un experto es capaz de explicar conceptos o ideas complicadas en un “discurso de asensor” a una persona que no posee formación académica o experiencia, puede ser algo muy positivo para un entorno social.

 

 

La política no tiene que ver nada con partidos políticos o procesos electorales

Hasta que no se toma una actitud politica, politica en el sentido de reconocer la ética de los demás y que quieras que te reconozcan la tuya… ósea que tu ética este presente a la hora de tomar decisiones importantes. Nuestras éticas están ausentes, la ética de la mayor parte de la gente de la sociedad está ausente, de la mayor parte de decisiones que se toman en la ZOOCIEDAD… y eso es terrible que ocurra, la gente espera tener el poder para hacer algo, lo mejor es no tener el poder y hacer las cosas

Son las palabras de un informático iberico que tuvo una iniciativa de hacking que nada tuvo que ver con bytes, el objetivo es desprogramar los cerebros de los transeuntes usando carteles con piernas que gritan en plaza pública… a veces pecamos por exceso de tecnología para hacerle hacking a nuestro entorno… “la ironía es el estado del arte de la inteligencia” y puede derrumbar realidades, siempre está al alcance de la mano… lo difícil es que esté al alcance de nuestras mentes.

http://www.youtube.com/watch?v=A5ksAHYviOs#t=30m51s&autoplay=1

Turn on, tune in, drop out {0}

Esta vez vamos con Roger Waters de Pink Floyd:

… en ese año me dí cuenta que la vida ya había comenzado entonces, mi madre estaba obsesionada con la educación y la idea de que en la niñez y la adolescencia y todo lo que conllevaba…

Había que prepararse para la vida que empezaría luego… me dí cuenta de que la vida no iba a empezar luego, que había empezado de cero y que pasa todo el tiempo en cualquier momento puedes tomar las riendas y empezar a guiar tu propio destino fue una gran revelación para mí, fué sorprendente

Se confirma que los artistas son los nuevos sacerdotes de estos tiempos… si hacen bien su trabajo y no se subordinan a las disqueras, supuestamente en la época que tuvo esa “iluminación” fué en su adolescencia, si es así es un indicador de su talento.