Paquetes adicionales para Kile en Kubuntu 8.04

LaTeX es un lenguage basado en etiquetas para la creación de documentos. Es muy utilizado en la composición de artículos científicos, libros técnicos o tesis gracias a su calidad tipográfica.

Kile es un entorno integrado de desarrollo para trabajar con LateX, pero una instalación por defecto realizada desde el gestor de paquetes Adept, puede presentar inconsistencias. Aparentemente el sistema no instala algunos paquetes que son necesarios para el funcionamiento de Kile.

El siguiente error, con errores derivados del mismo:

/usr/share/texmf-texlive/tex/latex/base/fontenc.sty:100:Font T1/cmr/m/n/10=ecrm1000 at 10.0pt not loadable: Metric (TFM) file not found. fontencodingencodingdefaultselectfont

Y este otro:

/usr/share/texmf-texlive/tex/generic/babel/spanish.ldf:0: No hyphenation patterns were loaded for(babel) the language `Spanish'(babel) I will use the patterns loaded for language=0 instead.

Se solucionan instalando los siguientes paquetes adicionales:

  • texlive-latex-recommended
  • texlive-lang-spanish
  • texlive-latex-extra

Y si se quiere tener Kile en español también se debe instalar:

  • kile-i18n-es

El sistema de instalación debería encargarse de esto únicamente seleccionando Kile

La alfabetización tecnológica comienza sin tecnología

Mochilas Wayuu
<La tecnología no implica necesariamente dispositivos electrónicos o software, una "pinche" (nótese el uso de comillas) mochila es tecnología de avanzada>

Aunque puede parecer gracioso, la alfabetización tecnológica con lo último que tiene que ver es con tecnología.

Es peligroso confundir un proceso de alfabetización tecnológica con un proceso de entrenamiento tecnológico. Si bien el segundo se puede integrar al primero, lo que realmente se debe buscar es el desarrollo interno del ser humano, su capacidad para aprender, desaprender, vencer el temor a lo complejo, lo desconocido, su capacidad para reaccionar resolviendo problemas con las herramientas que su entorno le ofrece.

Si en un programa educativo se integra de una manera rigida un proceso de entrenamiento tecnológico, es posible que cuando dicho programa cumpla su ciclo normal, los participantes se encuentren totalmente desactualizados, así su certificado educativo diga lo contrario.

Un proceso de esta naturaleza lo que busca es conducir a los usuarios, desde un estado de consumidores pasivos, a otro en el que vean a la tecnología como una herramienta para potenciar cada una de sus capacidades individuales, estando concientes del poder y la responsabilidad que dichas herramientas les otorgan, y del impacto que pueden tener al interior de sus comunidades.

Tecnología no sólo es aquello que incluye dispositivos electrónicos, o software. Una cuchara es tecnología, un fosforo, una ruana. Si un niño tiene la experiencia de tejer su ropa, cultivar o criar su alimento, crear su propia música, su propio arte, es muy posible que en algún momento se sienta capaz de construir un cohete o de aprender a usar un paquete de software que nunca habia visto.


El nucleo central de discusión se ha soportado en {http://www.allianceforchildhood.net/projects/spanish_pdf_files/spanish_fg4.pdf}

La utilización de nuestra expresión despectiva -pinche- para referirse a la mochila, intenta resaltar el complejo de inferioridad que como “nación” tenemos totalmente incrustado en nuestro cerebro, no valoramos nuestra cultura hasta cuando después de extinta la vemos en un museo, o cuando aparece un extranjero “dizke culto” para decirnos que es maravillosa…¿cuantas veces asociamos elementos valiosos que nos podrían identificar como nación, a características por la que debemos avergonzarnos? y  adoptamos con orgullo la intoxicación de la cultura chatarra que nos inyectan por los poros… un ejemplo en ese mismo “sentido”…  para mi sigue siendo tecnológicamente más avanzada la envoltura de plátano de un tamal, que un empaque tetrapack, la hoja del tamal de principio a fin es mucho más maravillosa, culturalmente, ecológicamente, gastronómicamente…  pero a pocos se les ocurriría incluirlo en una “cena de gala” del parque de la 93 en Bogotá, a menos que le pongamos el nombre en francés.. ya lo dijo alguien -la morcilla en ingles les sabe más rico y se les cobra más caro…

El estado creativo de la mente

Un señor va de cacería al Africa y lleva su perrito Maltess para no sentirse solo.

Un día ya en la expedición, el perrito correteando mariposas, se aleja del grupo y se extravía y comienza a vagar solo por la selva. En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera.

Al ver que la pantera lo va a devorar, piensa rápido que hacer.

En eso ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos y cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

“¡Ah!, qué rica pantera me acabo de tragar!!”

La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando, quien sabe que animal será ese ¡no me vaya a comer a mí también!

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la escena sale corriendo tras la pantera para contarle como la engañó el perrito:

“¡No seas tan pendeja! esos huesos ya estaban ahí, además ese es un simple perro”

El perrito alcanza a darse cuenta de la mariconada del mono. Después que el mono le contó a la pantera la historia de lo que vio, esta última muy encabronada le dice al mono.

“¡Súbete a mi espalda, ahora vamos donde ese perro a ver quién se come a quién!”

Y salen corriendo a buscar al perrito.

El perrito ve a lo lejos que la pantera se le venía nuevamente encima y esta vez con el mono chismoso.

“¿Y ahora qué hago?” se pregunta todo asustado el perrito.

Entonces, el perrito, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera estaba a punto de atacarlo de nuevo, el perrito dice:

“¡Este mono malparido!, hace media hora lo mandé a traerme otra pantera y todavía nada que aparece!”

MORALEJA:

En momentos de crisis, sólo la creatividad es más importante que el conocimiento:

  • Procura ser creativo como el perro
  • evita ser huevón como la pantera
  • pero ¡nunca seas sapo como el mono!

La película del demonio, el martir y la utopía

La libertad es una palabra poderosa, abre puertas, enamora conciencias y corazones. Pero tambien es bien prostituible, y altamente rentable, más aún si apareces en una película donde eres el martir, que lucha contra un demonio
para salvar al mundo de la caries…

El software libre no debe convertirse en religión, a mi no me interesa si el señor Stallman no puede ver ni en pintura el logo de windows, y tampoco voy a excomulgar a mi vecino por usar windows, ya se interesará cuando vea
el cubo 3D de beryl en mi portatil y lo compare con su máquina de última generación congelada por Vista, los virus, los antivirus, el antispyware y demás detalles que hacen parte del estandar.

El software libre es una herramienta, y como tal debe ser entendido. Es como un pincel, y de la calidad del artista depende si obtenemos un graffiti obsceno en un baño público, o una obra de arte que supere a los pinceles de Redmond,
que acaricie cariñosamente mis bolsillos y deje de exportar tanto dinero por la compra de calcomanias.

Ahora, este nicho tiende a evolucionar hacia los negocios basados en conocimiento, y se esta alejando de la venta de seriales, desde luego que en nuestros paises ese proceso tal vez se evidencie en unos años, aunque existe la esperanza que no se demore tanto, gracias a Internet la Tierra sigue
siendo redonda pero el mundo es cada vez más plano.

Si vamos a jugar a la libertad, que nuestra utopía este conectada con la realidad, que los martires desaparezcan y que nuestro trabajo redunde en dinamísmo económico, y desarrollo social, en vez de una cacería de brujas y demonios.

Aunque es bueno decir que la película, es una excelente estrategía, y bien utilizada puede dar frutos interesantes.