ALADINO MIRA EN SILENCIO UN ZAFIRO EN SU MANO (Malabarismos con antorchas – Ramón Guinea)

Haber dicho antes… jeje.. encontré a donde subir las entradas! Les comparto un blog que me gusta… que tal?

 

ALADINO MIRA EN SILENCIO UN ZAFIRO EN SU MANO

 

Aladino mira en silencio un zafiro en su mano.

Los barcos que transportan la seda se refugian en el puerto, acechados por la tormenta.

En su cuarto en tinieblas, Aladino prende un cabo de luz y mira a su esposa que duerme. El nudo de sus sueños tiembla en el aire como las cuerdas de un laúd, como las hojas secas que caen de los árboles.

Se perfuma, recorta sus cabellos. Después sale a la calle a cumplir sus deseos. Bebe, ríe y maldice. Gasta el dinero sin pensarlo, compra bellos ropajes, obsequios y joyas. Sin embargo, a cada vuelta del camino percibe desde el fondo de su pecho el recuerdo de sus muertos.

Sabe que un día perderá su secreto, pero no se entristece. Los tesoros del mundo no son mas que pequeñas luciérnagas que ciegan los ojos, pulsos de luz en la nada.

Un comentario en “ALADINO MIRA EN SILENCIO UN ZAFIRO EN SU MANO (Malabarismos con antorchas – Ramón Guinea)”

  1. Es posible que haya una situación interesante relacionada con la creación de textos en la web. Todos pueden publicar y su audiencia es mundial, eso antes no existía… La obra nunca estará terminada, puede permanecer intacta muchos años pero eso no es garantía de que el autor no la modifique en algún momento. Depende para su supervivencia de medios tecnológicos no triviales: es posible que tenga más probabilidades de permanecer en el tiempo un escrito sobre papel o piedra que un blog en la web, se puede estar fomentando cierto oscurantismo digital para nuestros nietos… que pasará si el software que usa esta web no existe en 500 años… en Alemania Oriental ya les pasó y no llevaban ni medio siglo.

    Publicar un texto en un blog es similar a lanzar una botella al mar con un papel en su interior, si bien la audiencia es mundial, la probabilidad de que te lean es baja… pero ocurre y es muy bacano cuando alguien responde desde otras tierras. Ahora, si el escrito es bueno, original, su popularidad puede crecer de forma exponencial, arrastrando por inercia otro contenido del sitio web. Buscadores como Google ya comienzan a diferenciar contenido de calidad del “tipo chatarra”.

    Otro fenómeno interesante de la escritura en este medio, es que puede ser construida por muchas manos hasta tal punto que puede ser casi inviable decir quien la hizo. Esta tecnología permite que alguien arranque un cuento ofreciendo el primer parrafó del mismo, otro lo continúa, pero otro realiza una bifurcación en algún pasaje del texto, lo cual no implica que la primera versión deje de existir, pueden existir tantas bifurcaciones como lectores y nada impide que la creación colectiva se limite a texto plano. Me gustaría ver a la industria editorial convencional tratando de proteger su negocio. Borges podría estar babeando en su tumba, él varias veces describió situaciones parecidas… bochica.org se compromete a financiar el entretenimiento etílico de quién las cite…

Deja un comentario