“La Rebelión de los Hijos del Humo”

La historia de Cocalombia es característica por la emigración desde todas las regiones hacia la capital, la generan la violencia política para el hurto de tierras. La capital marca uno de los más altos índices de criminalidad del mundo. Los gobernantes tratan de solucionar el problema social, construyen ideales campañas como Ciudad Limpia, Ciudad modelo, Bogotá Humana, con fundamentos seudoburgueses globalizanTT que no consideran la idiosincracia de la población. Aspecto relevanT en cualquier proyecto social. Bakatá los últimos diez años presenta mayor crecimiento poblacional cada día; es peligroso habitar el campo o la provincia en Cocalombia.

La ciudad de los rolos presenta un aumento desproporcional en la problemática social e inseguridad en un país que en recursos naturales es de los más ricos del mundo: posee dos océanos, variados suelos, climas, riqueza biótica, uranio, oro, encabeza el cono de América del sur, privilegio extraordinario. Desde la llegada de los españoles se truncó en interior guerra. Ejecutados durante 50 años diez+millones de indígenas de diferenTT tribus que pertenecían a la sabia cultura precolombina, cuya premisa fundamental era sostener una relación equilibrada con la naturaleza.

Por la diversidad de los pueblos nativos es un país con cuarenta dialectos. Planteó inminente lucha de clases un pueblo levantado pero sometido. En pleno conflicto construye la identidad nacional, circunstancia intervenida y manipulada desde el siglo XIX por la doctrina Monroe: “América para los americanos”, fundamento del tío SAM en sus relaciones con el resto del continenT. Influye en la evolución de Cocalombia un grupo social descendienT de los Judíos Sefardíes o Sefarditas, provenienTT de España desde la conquista, expulsados por la reina Isabel la católica. Instalados en una región rica en oro bautizada Antioquia, se mezclaron con razas árabes, acostrumbrados como ellos a mercadear cáñamos, perfumes de Sabá, hachis, opio. Agotado el oro tumbaron montañas para sembrar café, estimulante similar a la coca. Té, café, chocolate, bebidas occidentalisadas como el tabaco fueron sembrados en la tierra más fértil del universo, la tierra prometida de la Viuda de Granada. El Café es la base de la economía nacional duranT el siglo XX y encontraron en la coca, planta tradicional de los indígenas, una mercancía de gran valor.

La sensibilidad de la revolución industrial a fines del siglo XIX e inicios del XX, generó acelerada sociedad que deja de lado al Dios opresor, castigador, justificador del despotismo y oscurantismo, con nuevas búsquedas para la mujer y los oprimidos. Dejó un vacío místico cubierto con hedonismo.

En la búsqueda de nuevas sensaciones la cocaína una sustancia heroica ocupó un lugar especial. Solucionaron la angustia kirkeguiana con dinero y placer. El nuevo estilo de vida de la “belle epoque” generó en Europa y al tío SAM mercado para el perico hasta el punto que la bebida más vendida en el mundo desde esos días es la coca-cola. Familias de traficantes árabes y judías venían de comerciar opio, morfina, heroína.

Encontraron en la cocaína una forma fácil de enriquecimiento. Pues fueron estas fuerzas internacionales las que pusieron andar la rueda del narcotráfico y no los indígenas latinoamericanos.

Los turcos instalaron en Cocalombia una economía subterránea alrededor del narcotráfico, llegaron a la presidencia y desde mi+lnovecientos+setenta generaron un avance económico extraordinario. Coquetiaron pautas de liberación económica frente las barbas negreras del tío SAM que como buen imperialista generó estratégias para revertir el fenómeno en contra de la misma sociedad cocalombiana.

Un país con carencia de identidad social, antropológica y política es fácil de manipular. Se radicalizaron los falsos polos políticos, alimentaron la condición obsesiva de los grupos para que se mataran los unos a los otros. Revolcaron la economía nacional, invirtieron la potencia del tóxico anhelado al interior de una sociedad enferma, predispuesta para declinar ante cualquiera y derrumbarse cada vez más.

Jimmy se crió en Bakatá, nació en el valle de Rionegro, en Pacho Cundinamarca, un pueblo protagonista social en la época próspera del narcotráfico. Allí nació el Mejicano, uno de los narcos más ricos del mundo en su momento, amenaza para la oligarquía colombiana y los hijos del tío SAM. Careado para crear ejércitos privados so pretexto de proteger finca y vidas de grupos insurgentes que compiten en el lucrativo negocio. Murió pero los ejércitos personales continuaron, Jimmy a los 9 años les pertenece. Arman grupos de a 1000 hombres. Convertido en paramilitar pelea nacional guerra cuya problemática no es personal, los intereses son los de la organización paramilitar institucionalizada en el estado.

En traicionera estrategia el carbonero mortal cumple dos funciones: incrementa dinero para la causa y elimina desadaptados, viciosos e inconformes que puedan convertirse en soldados revolucionarios.

-¿Cuál de las dos putas atiendo? Susy váyase para la porra; sabe que si no trae la plata de la pieza no hay puerta. No entra. Ahora cada pedido de puerta mínimo compran cinco bichas. ¿Está claro pedazo de marica?

Bronca a pulmón lleno, Abofetea al travesti. Aletea la puerta.

-Bueno papi pégueme más duro… me encanta.

-¡Y usted negra sonsa!¿Cómo que dos bichas?¿Acaso somos una institución de beneficencia? El doctor dijo que si seguía muy chichipata le pidiera la pieza.

Alcira extrae más billetes debajo del brassier.

-Me quea la plata de la leche de Vanesa.

El hombre mete una mano entre los senos, con la otra de sus tetas ordeña exprimido billete:

-Mire, usted es una mentirosa… le alcanza pa’ doce bichas.

-¿Y lo del hoté, la comía, la leche de la niña?

-¿Qué me importa? Ponga cuca mija.

-Jimmy le dije. La cuota de la negra son veinte bichas la mañana y veinte bichas la tarde. Lo mismo la marica, o les cierra la puerta. Putas y maricas sobran. Los clientes del hotel son nuestros. Alcira y Susy soplan y culean gratis, además consiguen plata. Que corran para otra olla y vean cómo les va. No tengo que repetírselo. ¿Entendió? O usted también se va pa’l carajo.

Un extracto del libro LA REBELIÓN DE LOS HIJOS DEL HUMO.

Novela del Realismo Gris escrita por Luciano Mejía G.

Cristo cargando – Bosco (Portada edición impresa)

Cualquier colombiano que se encuentre construyendo proyectos locales altermundistas debería leer esta novela. No interesa su área de trabajo: espacios de hacking, movimientos de sociedad civil, propuestas pacifistas, economías alternas, etc., ni su motivación: cansancio de esperar la resurección y posterior clonación de Gaitán o Bolivar para salvar nuestra sociedad criolla,  o la necesidad de estar un poco menos domesticados que el promedio.

Es una radiografía tomada desde el intestino grueso de la Capital colombiana, ilustra la desgracia de vivir por estas tierras. Su contenido es explícito, más que literatura es una especie de película en impreso.

El autor dice que es realismo gris yo creo que es hiper-realismo de cemento, mi olfato percibe un híbrido ORIGINAL entre Los Miserables y Trainsppoting, con atmosferas Gore:

o algún tipo de gótico bakatano:

con viajes incorpóreos que se nutren de sueños frustrados y droga:

Está escrito en un derivado local del idioma español… en otras palabras: en los barrios bajos de Bogotá se habla de otra forma, pero como el autor es un putas, además de ser lingüista, formalizó y sustentó las palabras endémicas que describen esas realidades y que obviamente no están soportadas por ningún estudio del Instituto Caro & Cuervo, pero sin embargo la mayoría de los habitantes de Bakatá entiende.

No se distribuye por los medios tradicionales, lo último que la industria editorial querría ver en las manos de los lectores sería un trabajo de estos, puede abrir los ojos a los académicos omniscientes o patrocinar la mente de quienes quieren pensar por cuenta propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.